La respuesta a esta interrogante parte de la definición de estos dos términos, los asintomáticos y los presintomáticos. El primer grupo se caracteriza por tener el coronavirus y no presentar síntomas. Por otro lado, el segundo grupo está integrado por personas que no presentan síntomas al principio, pero los presentarán en los próximos días. En ambos casos, las personas que hayan estado expuestas a su presencia y no hayan seguido las recomendaciones pueden haber contraído el virus.

Para ello es importante aclarar que, según la OMS, las vías de transmisión de la COVID-19 son “a través de gotículas respiratorias” por lo que estar a menos de un metro de una persona supone un riesgo potencial, principalmente si es alguien infectado. Además, el contacto con superficies que se encuentren en el entorno de la persona enferma es otra manera indirecta de contagiarse

Covid-19, Corona, Conciencia, Máscara
Mecanismo de prevención: Uso de mascarilla y hablar como mínimo a un metro de distancia.

La histeria provocada por la facilidad de transmisión de la enfermedad y el gran porcentaje de infectados asintomáticos genera un escenario de incertidumbre, en el cual, la gran pregunta es si estos últimos pueden o no contagiar el coronavirus. Si tomamos en cuenta el mecanismo de contagio, las gotículas respiratorias de los infectados, cualquier tipo de contacto con ellas representa un riesgo de contagio.

Según un estudio de la Universidad de California, publicado en la revista científica Aerosol Science and Technology, los asintomáticos sí pueden contagiar el coronavirus, por medio de los aerosoles (partículas lo suficientemente pequeñas como para viajar por el aire) que generamos, por ejemplo, al hablar o gritar efusivamente a una distancia menor de un metro.

En torno a ello, Michael Ryan, director del programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, declaró que en el caso de los presintomáticos, “horas o días antes de que nos encontremos mal, la enfermedad se puede transmitir”.

Sobre el contagio por parte de los asintomáticos, Ryan citó el siguiente ejemplo: “Cuando estás gritando en un club nocturno porque no oyes bien a tus amigos, y te acercas, y proyectas tu voz hacia ellos; en esta situación, si el virus está presente en las mucosas de tus vías respiratorias altas, hay toda la probabilidad de que proyectes el virus”.

Por esta razón, no se debe descontextualizar la declaración de Maria Van Kerkhove, líder técnica de la OMS, brindada en una conferencia de prensa en Ginebra, “a partir de los datos que tenemos, todavía parece raro que una persona asintomática realmente transmita el virus a un individuo secundario (…) Es muy raro”. Lo que aquí señala Van Kerkhove es un informe de un estudio, el cual no se ha concluido, por ende, no tiene un resultado consistente.

 Maria van Kerkhove
Fuente: AP

Es por eso que, según el oncólogo Elmer Huerta, profesor de la escuela de medicina de la universidad George Washington, lo más razonable para prevenir un contagio es protegerse usando la mascarilla y mantener el metro de distancia hasta que se concluya la investigación, pues los asintomáticos representan un buen porcentaje de los infectados por el virus SARS-CoV-2, causante del COVID-19.