Tras la confirmación, el pasado 4 de noviembre de la segunda muerte en Lima a causa de la difteria, en el Perú se declaró alerta epidemiológica a nivel nacional, y se lanzó una campaña de vacunación realizada en paralelo a los actos preventivos por la pandemia de la COVID-19.  
 
El viceministro de Salud Pública, Luis Suárez, comunicó en una rueda de prensa que “el Centro Nacional de Epidemiología está a cargo de la fase de investigación y ha declarado la alerta epidemiológica nacional para que todos los servicios de salud estén atentos a cualquier caso sospechoso de difteria que podría presentarse”.
 
Considerada como una enfermedad erradicada, la reaparición de la  difteria hizo que el Ministerio de Salud (Minsa) amplíe el área de investigación. El aumento de casos de difteria en el Perú y la presencia del coronavirus han generado incertidumbre en la población, por la similitud en el modo de contagio, que existe entre ambas enfermedades. Por eso, en Enfoque Directo te brindaremos la información necesaria para aclarar esas dudas.

 

¿Qué es la difteria?

Para prevenir, primero hay que conocer, así que iniciaremos explicando que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la difteria es una infección aguda causada por la bacteria llamada Corynebacterium Diphtheriae y las toxinas que produce.

El Dr. Elmer huerta, especialista en Salud Pública, en una entrevista realizada para América TV el 9 de noviembre aclaró que, aunque el malestar de cuerpo es muy parecido al que causa el coronavirus, existe un signo patognomónico que lo diferencia — un signo cuya presencia indica que una enfermedad está presente más allá de cualquier duda — porque cuando el paciente abre la boca, se pueden observar “unas placas blancas, como unas membranas gruesas”, afirmó el médico.

¿Cómo se transmite?

La difteria se propaga fácilmente, puede ser por contacto directo o por vía aérea, a través de las gotículas respiratorias emitidas por una persona al estornudar, hablar o toser. Se puede contraer también al tener contacto con algún objeto en el que se encuentre la bacteria, por ejemplo: objetos de uso personal o un vaso usado. Asimismo, el no haber recibido la vacuna correspondiente es un indicador de alto riesgo para contraer esta enfermedad.

Es importante tener en cuenta que los grupos más susceptibles a la enfermedad son los niños y los adultos mayores, quienes deberán vacunarse como medida de prevención. El médico cirujano, Leonardo Cruz, nos comenta que “la difteria no es una enfermedad que caracteriza al Perú por su esquema de vacunación, y que aparezca, da un indicio de que hay un problema”. Considera que la reaparición de esta enfermedad después de veinte años, probablemente sea por el ingreso de extranjeros sin vacunación al país, por grupos de personas que pertenecen al movimiento antivacunas y por la clausura de los establecimientos de salud.

¿Cuáles son los síntomas?

Su diagnóstico clínico, se basa en la presencia de una membrana grisácea que recubre la garganta. Algunos de los síntomas son: dolor de garganta (ganglios inflamados), secreción nasal con sangre, sensación de debilidad, dificultad respiratoria y presencia de saliva abundante. También, puede no haber síntomas aparentes, lo que generaría que la persona sea portadora de la enfermedad.

“La clínica de incubación son diez días para que pueda producir síntomas que permitan evaluar al paciente. Entre el segundo y décimo día, algunos ya empiezan a presentar síntomas. La difteria afecta las vías respiratorias superiores, obstruye la vía respiratoria. Si se llega a inflamar totalmente y una membrana llega a tapar todo, dificulta la respiración y puede resultar mortal”, afirma el Dr. Leonardo.

¿Cómo tratarla?

Las toxinas de difteria tienen dos grandes zonas donde afectan: la zona miocárdica, que es el corazón y la zona neuropática, que son los nervios. El tratamiento de la difteria implica la administración de una solución antitoxina diftérica por inyección intravenosa o intramuscular. También se administran antibióticos para eliminar la bacteria.

“Como es una bacteria, los antibióticos funcionan, pero ya cuando la enfermedad llega avanzada con clínica respiratoria, con una capa membranosa, que ya está muy avanzada, y con lesiones miocárdicas, para la toxina es muy difícil la recuperación y es contagiosa”, explica el Dr. Cruz.

En los casos graves, se realiza además una monitorización cardíaca del paciente para ver su evolución, también la ventilación mecánica a raíz de las complicaciones respiratorias que causa.

Prevención

La difteria, que ha estado ausente por veinte años, está de nuevo en el Perú, y es una enfermedad compleja, con una tasa de letalidad mucho más alta que el coronavirus y a diferencia de este, presenta alta letalidad en niños. Afortunadamente es una enfermedad que cuenta con una vacuna que tiene aproximadamente cien años de creada y cincuenta de uso generalizado.

Todos los niños deberían estar inmunizados contra la difteria. Para los padres que estén preocupados y quieran revisar el calendario de sus hijos, pueden encontrarla como: DTaP, esta es la vacuna contra la difteria, el tétano y la tos ferina (tos convulsiva), que ayuda a prevenir estas enfermedades, y es una versión más segura de la vacuna anterior llamada DTP. Según la OMS, se calcula que un 86% de los niños en el mundo reciben 3 dosis recomendadas de vacuna antidiftérica durante la lactancia y establece que “a cualquier edad, toda persona que no esté vacunada contra la difteria, o que lo está solo parcialmente, debe recibir las dosis necesarias para completar la vacunación”.

Jornada de vacunación

La campaña dirigida a menores de edad y adultos mayores se programó para el sábado 7 y domingo 8 de noviembre. El viceministro de Salud Pública pidió a la población evitar aglomeraciones en la jornada de vacunación con la finalidad de que esos espacios no se conviertan en zonas de riesgo de un probable contagio de coronavirus.

Para estas jornadas es importante llevar tu Documento Nacional de Identidad (DNI), sin embargo, no es indispensable porque “la ausencia del documento no debe ser una limitación para la vacuna. Si tenemos el documento, no lo olvide, pero en caso no será un impedimento para no obtener la vacuna”, aseguró Suárez Ognio.

El Minsa informó que aquellas personas que no recibieron la vacuna contra la difteria y otras enfermedades durante la segunda Jornada Nacional de Vacunación, lo podrían realizar de lunes a sábado, previa cita con los establecimiento de salud y que estas continuarán hasta el próximo mes. Pueden encontrar los puntos de vacunación en el enlace https://vacunacion2020.minsa.gob.pe

Por todo lo mencionado, es crucial que los padres cumplan con el esquema de vacunación de sus hijos desde que nacen hasta los cuatro años.