Según el Ministerio de Salud , durante la pandemia de la Covid-19, 7 de cada 10 peruanos ha visto afectada su salud mental. Las población ha informado sobre síntomas como agotamiento, estrés, irritabilidad, insomnio, poca concentración, ira y bajo estado de ánimo. Además se ha reportado un aumento de casos de ansiedad que, según especialistas de la salud, se ha debido principalmente al miedo causado por el estado de emergencia en el que aún nos encontramos.

Esta situación resulta preocupante debido al sistema de salud mental precario de nuestro país. En todo el Perú solo existen 154 Centros de Salud Mental Comunitarios: uno por cada 38 mil personas. Además, contamos con 30 mil psicólogos, esto significa que hay nueve para atender a 100 mil habitantes. En cuanto a psiquiatras, contamos únicamente con 1,082 y el 80% de ellos labora en Lima.

Realidad Piurana

De acuerdo con el director del área de psicología de los Centros de Emergencia Mujer (CEM) en Piura, William Cachay, la salud mental es una de los sectores más desatendidos en nuestra región. 

Piura cuenta con 8 centros de salud mental comunitarios, esto nos convierte en la cuarta ciudad con más establecimientos para el tratamiento de enfermedades mentales, después de Lima (31), Arequipa (11) y La Libertad (11). Sin embargo, estas cifras siguen siendo muy bajas y no garantizan que las necesidades de atención de las personas que precisan de atención mental están siendo cubiertas.

Además, un dato alarmante es que, según Enrique Bojórquez, miembro de la Asociación Psiquiátrica Peruana, el país cuenta con un presupuesto de S/312 millones anuales, lo que apenas representa el 2% de los recursos totales que se destinan al sector salud.

Escucha el episodio completo.

También puedes visitar:

¿Por qué las mujeres víctimas de abuso sexual deben recibir el kit de emergencia?


El gaming y su apogeo en el Perú