Cuando Paola Guevara tenía cinco años comenzó a practicar el fútbol, un deporte que la acompañaría hasta el día de hoy. En las calles de su barrio de Castilla en Piura y enfrentando los prejuicios machistas de ese entonces, Paola se fue abriendo paso en aquel grupo de niños y jóvenes varones que a diario salían de sus casas con la ilusión de correr detrás de un balón y anotar goles. «Mi papá me escondía las zapatillas para no jugar, pero igual lo hacía sin zapatos», recordó entre risas.

En la actualidad, ya con 25 años, Paola trata de darse tiempo para seguir jugando al fútbol como seleccionada de la Universidad Nacional de Piura (UNP), mientras estudia ingeniería de minas y trabaja, ya que a estas alturas de su vida es consciente de que del fútbol en Piura no va a poder vivir.

«Uno tiene que ver su futuro y pone como prioridad sus estudios, que es lo que te desenvuelve en la vida», reconoció Paola Guevara.

Pero ¿por qué Paola no pudo tener como profesión el deporte que la apasiona?

Paola Guevara representando a la selección de fútbol femenino de la UNP en 2016 (izq.) y 2019 (der.). (Fuente: Facebook de la UNP).

La falta de un proceso formativo en las escuelas

«El problema empieza en la etapa formativa», explicó Víctor Zapata, coordinador de Deportes de la Universidad de Piura (UDEP) y director regional de la Federación Deportiva Universitaria del Perú (Fedup). Para él, inmiscuido desde hace muchos años en el deporte regional, una de las principales barreras que lentifica el crecimiento del fútbol femenino es la escasa formación deportiva que reciben las alumnas en las escuelas, por lo que «es muy importante fortalecer la mentalidad de las niñas en los colegios de hacer deporte ya que es ahí donde se agarra el gusto de querer jugar», señaló.

Víctor Zapata, director de la FEDUP de la zona norte

Víctor Zapata durante la inauguración de la Liga Universitaria 2019 de fútbol masculino en el estadio de la UNP. A diferencia de las mujeres, los varones sí tienen campeonato universitario regional. (Fuente: Instagram de Víctor Zapata).

Esta falta de deseo de las menores por practicar el fútbol produce que, de acuerdo con lo expuesto por Zapata, universidades como la UDEP no cuenten con el material humano necesario para formar una selección de fútbol femenino. Por ello, hizo un llamado al Ministerio de Educación (Minedu):

«Urge que el Minedu haga una normativa que impulse a los colegios a que participen en los torneos (deportivos escolares), porque hay muchos tanto públicos como privados que no lo hacen», expresó Víctor Zapata.

Sobre esta situación conversamos con Marín Villanueva, entrenador desde el 2015 de la selección femenina de fútbol de la UNP, la única en Piura en contar con una. Villanueva, en concordancia con lo dicho por Zapata, sostuvo que la formación comienza aproximadamente «desde los ocho años» y que este trabajo en inferiores es necesario «para que nosotros, los entrenadores, tengamos jugadoras de nivel superior y poder competir a nivel local, nacional y hasta el extranjero».

Es por eso que, consciente de la problemática en el trabajo de menores, Marín ha formado a la par de la selección un club de fútbol femenino en la UNP, con la finalidad de desarrollar y fortalecer el aspecto técnico de las deportistas, cuya formación es empírica y, en muchos casos, limitada.

Marín Villanueva con la delegación de fútbol femenino de la UNP en el 2019 (izq.) y captando nuevos talentos para la selección de la universidad en 2022 (der.). (Fuente: Facebook de la UNP).

La capacitación de los entrenadores de fútbol femenino

¿Es lo mismo entrenar a futbolistas masculinos que a futbolistas femeninas? Para Julio Bermejo, fundador y entrenador de la academia de fútbol femenino sin fines de lucro Eibar, institución que formó a jugadoras de la talla de Pierina Núñez que hoy es parte del Real Betis de España, la diferencia no recae en lo deportivo, sino «en la capacidad de manejo que se tenga con las chicas, ya que hay que tener el perfil adecuado para convencerlas de lo que pueden hacer». En ese sentido, el especialista añadió que un aspecto fundamental en los entrenadores es lograr «conseguir la confianza» de las jugadoras.

El equipo de la academia Eibar disputando un partido en 2022. (Fuente: YouTube de la Escuela Deportiva Eibar Piura).

Es por ello que se vuelve importante la especialización de entrenadores de fútbol femenino. Según el especialista, si bien existen buenos técnicos en el país, «son muy pocos los preparados para enseñar el fútbol femenino». Ello, sumado a la ineficacia de los directivos deportivos en Perú, genera un atraso tanto en la capacitación de entrenadores como en el desarrollo de las jugadoras.

«Con dirigentes que no tienen la capacidad de gestión adecuada no se puede trabajar de manera cohesionada en la formación de las niñas», lamentó Julio Bermejo.

Julio Bermejo siendo capacitado en Lima (der.) en 2017 y España en 2018 (izq.). (Fuente: Facebook de Julio Bermejo).

Incluso, el entrenador comentó que en el 2014 formó parte del proyecto Depor Piura, el cual buscaba el desarrollo integral de los deportistas piuranos, grupo en el que se encontraba las que practicaban al fútbol. Dentro de esta iniciativa también se enfocaban en la formación de los entrenadores. Desafortunadamente, durante el gobierno de Reynaldo Hilbck el proyecto se archivó. Años después, bajo la gestión de Servando García, Julio Bermejo y otro colega presentaron una iniciativa similar al actual presidente regional, pero no obtuvieron una respuesta positiva.

Dada esta situación, Julio está preparando actualmente a algunas jugadoras que ya se encuentran próximas a retirarse de la academia para que en el futuro próximo se conviertan en las entrenadoras de la escuela Eibar.

Julio Bermejo junto con sus alumnas de la academia Eibar en 2021. (Fuente: José Ipanaqué). 

¿Y la Federación Peruana de Fútbol?

Si en algo coinciden Víctor Zapata, Marín Villanueva y Julio Bermejo es en que el principal responsable de fomentar el fútbol femenino es la Federación Peruana de Fútbol (FPF). La representante de la FPF en Piura es la Liga Distrital, presidida en la región por Luis Navarro Albán. Nos comunicamos con él para concertar una entrevista, pero al comentarle que buscábamos saber qué se estaba haciendo a favor del desarrollo del fútbol femenino en la región, optó por direccionarnos hacia Danycsa Mejía, directora de la Comisión de Menores de Liga Distrital de Piura, ya que no existe una comisión especializada de fútbol femenino en la liga.

Ella nos contó que, tras dos años de nula actividad en inferiores producto de la pandemia, este año se realizarán los torneos de menores en las categorías sub-14, sub-16 y sub-18. Si bien hasta el momento hay cuatro equipos por categorías – siendo seis el mínimo para que se pueda realizar la competencia – Mejía espera que las escuadras aún no inscritas logren regularizar la documentación de las jugadoras y así alcanzar el número solicitado.

Asimismo, dentro de otras actividades que están realizando, Mejía manifestó que desde las plataformas digitales de la FPF se  está «poniendo mayor empuje al fútbol femenino», así como también aumentando el presupuesto «en marketing y en imagen» para desaparecer la idea errónea de que el fútbol es solo para hombres.

Publicación en las redes de la FPF el 23 de mayo de 2022 conmemorando el Día Internacional del Fútbol Femenino (Fuente: Instagram de la FPF).

Al ser consultada sobre si estas acciones alcanzan para que progrese este deporte, la directora de la Comisión de Menores sostuvo que «nunca es suficiente y siempre se puede hacer más, pero yo, a opinión propia, sigo la página de fútbol femenino de la federación y veo que hay bastante apoyo».

Y si de buscar la profesionalización y lograr que las jugadoras piuranas firmen un contrato profesional se trata, Mejía afirmó:

«Imagínate, si no tenemos equipos  para hacer un campeonato de menores, ¿tú crees que estamos ahorita para buscar…? Estamos recién intentando sacar adelante un torneo de menores, imagínate para llegar a que tengan un sueldo».

La realidad de los clubes en Perú

En el 2021 se realizó la primera edición de la Liga Nacional de Fútbol Femenino, la cual contó con la participación de trece equipos, ninguno de Piura y en el que resultó campeón Alianza Lima. Este 2022 se viene realizando la segunda edición del certamen. Enfoque Directo se contactó con la periodista del diario Depor y la cadena internacional ESPN, Pamela Ríos, quien cubre el fútbol femenino en Perú desde el 2019 y sigue de cerca la Liga Femenina.

«Es muy importante que el fútbol femenino empiece a ser transmitido, porque la televisión te exige una seriedad, un orden y una programación que antes no se tenía», explicó Pamela Ríos.

Alianza Lima se coronó campeón de la Liga Nacional de Fútbol Femenino en 2021. (Fuente: FPF).

Ríos, además, señaló que el hecho de que los partidos sean televisados permite que ingrese la publicidad y la inversión privada al fútbol femenino, lo que debería generar que las jugadoras se abastezcan de mejores recursos «que les permita mejorar su nivel».

Sin embargo, pese a este aumento en los ingresos, aún son muy pocas las jugadoras que reciben un sueldo por jugar al fútbol, encontrándose todos estos ejemplos en Lima: siete jugadoras de Alianza Lima y cuatro de Sport Boys se convirtieron este año en las primeras en firmar un contrato profesional, mientras que las futbolistas de Universitario son remuneradas mediante la modalidad de recibo por honorarios.

Al respecto, la periodista advirtió que, si bien es necesario que todas las futbolistas en algún momento cuenten con un contrato profesional, este proceso debe realizarse de manera progresiva, ya que de lo contrario «muchos clubes pueden terminar desapareciendo y no de mala fe, sino que de verdad están creciendo de la mano con ello (el desarrollo de la Liga Femenina), como el caso de FC Killas, que se ha ido formando por querer apoyar a chicas interesadas en el fútbol femenino y que son de bajos recursos».

El equipo FC Killas antes de disputar un partido contra Ayacucho FC por la Liga Femenina 2022 en el estadio Ciudad de Cumaná. (Fuente: Instagram de FC Killas).

A nivel internacional existen casos como Chile donde este año el Congreso aprobó una ley que obliga a que los clubes de la Primera División del fútbol femenino chileno tengan contratos profesionales, o Estados Unidos, cuyas jugadoras de la selección percibirán los mismos pagos y premios que reciben los futbolistas de la selección masculina.

¿Qué tan lejos estamos de alcanzar ese nivel de profesionalización e igualdad deportiva en Perú?

«Si bien pareciera que estamos a años luz, en el 2019 tampoco me imaginaba que dentro de dos años hubiera un torneo televisado y ordenado como el que vemos hoy día, entonces espero que los procesos se acorten y que se pueda dar pronto», destacó Ríos.

El caso de Pierina Núñez

La falta de una estructura ideal en Piura que permita que las jugadoras se desarrollen hasta convertirse en futbolistas profesionales generó que una de las deportistas más talentosas del último tiempo en la región, Pierina Núñez, decida migrar a España y hacerse camino en el equipo del Real Betis de Sevilla.

Pierina Núñez con la camiseta de Perú (izq.) y del Real Betis de España (der.). (Fotos: Twitter de Pierina Núñez).

Tal como lo relató un reportaje de Enfoque Directo del año pasado donde se informaba de la precariedad en la que entrenaban los deportistas piuranos, Pierina Núñez fue captada por el profesor Bermejo cuando esta tenía nueve años. Él nos contó que Pierina comenzó entrenando en la escuela Eibar con jugadores varones de diez y once años, lo que consideró que fue «la clave de su crecimiento porque se acostumbró a la actitud y forma de jugar de los varones».

En el 2013 vinieron voluntarias estadounidenses y españolas a apoyar en la academia y, al ser el fútbol un deporte muy practicado por las mujeres de esos países, Pierina pudo mejorar aún más sus habilidades al entrenar y jugar con ellas. Es así como con tan solo trece años fue convocada a la selección peruana sub-15, yéndose a vivir a Lima, donde también formó parte de los clubes Universitario y Sporting Cristal.

Seis años después, en el 2019, un agente español la captó y la llevó a jugar al EDF Logroño.

Declaraciones de Pierina Núñez durante su primera temporada en el EDF Logroño en 2019. (Fuente: YouTube de EDF Logroño).

Estuvo allí hasta el 2021, cuando fue contratada por la filial del Real Betis Féminas de Sevilla.

Elaboración: Martín Seminario Sánchez.

En la actualidad, Pierina continúa jugando en el Real Betis, a la par que se prepara para la Copa América Femenina que disputará Perú en junio. Asimismo, cuenta con dos agencias deportivas que la representan y es auspiciada por Nike. Tratamos de obtener una entrevista con ella, pero finalmente no se pudo concretar. El diario El Comercio conversó con ella el mes pasado, y dentro de las frases que dejó aquella charla se puede destacar la siguiente:

«Ahora en España puedo vivir del fútbol. En el Perú no lo hacía. Mi sueño es que todas las futbolistas en Perú podamos vivir del fútbol».