Después de más de 700 mil contagios en el Perú por el nuevo coronavirus, el Gobierno sigue ablandando las medidas preventivas de seguridad. Hoy en día, en la mayoría de los departamentos, ya se puede salir los domingos, sacar a  pasear a las mascotas, entre otras actividades. No obstante, en la privilegiada Lima, se puede —incluso— jugar al fútbol profesional. Con este último dato, es natural pensar que al resto de deportes les falta mucho para volver a la normalidad, sobre todo en el interior del país. Pese a esto, en esencia, hay un deporte que se sigue practicando de manera silenciosa. El ajedrez

Muchos desconocen que  las ligas provinciales de ajedrez  han realizado torneos gratuitos para la comunidad durante la crisis sanitaria. En el caso de Piura, ya se han llevado a cabo 4 torneos por la Liga Distrital de Ajedrez de Piura «Teodoro Zapata Castillo». Estos torneos, se han jugado por la plataforma llamada lichess, y han logrado tener una buena recepción en la región, pues se han inscrito aproximadamente 40 personas en cada torneo de todas las edades, en su mayoría jóvenes.

Existen ajedrecistas que han luchado para que este deporte prospere en Piura,  uno de ellos es Hipólito Ayala Coronado (54 años), para los amigos “Polo”. Él es el secretario de la Liga de Ajedrez  y ve esta situación como una oportunidad. 

“Lo positivo que hemos podido rescatar de la pandemia es que el ajedrez ha sido beneficiado; es el único deporte que se puede desarrollar en todo… con esto de la pandemia la mejor fuente ha sido llegar a las zonas alejadas (Chulucanas, Ayabaca, entre otras) ”, dice Polo. 

Y es que con la llegada de la crisis sanitaria, la liga piurana de ajedrez incluye a todas las ligas de la región, como las de Sullana, Talara, o Chulucanas.

Polo también brindó información sobre los beneficios que el ajedrez puede traer a los niños, sin embargo no todo es color de rosa.

Problemas dirigenciales

El ajedrez es el típico deporte en el Perú al que no se le otorga la relevancia que merece. Es muy probable que nadie sepa que el año pasado la delegación peruana ganó 7 medallas de oro y se coronó campeón en el XVI Festival Sudamericano de la Juventud 2019. Es más, no sería sorpresa que se desconozcan los problemas dirigenciales que tiene el ajedrez en el país.

En Piura, el ajedrez no es la excepción, después de muchos problemas que ha tenido la Liga de Ajedrez de Piura con el Instituto Peruano del Deporte (IPD) y la Federación Deportiva Peruana de Ajedrez, no ha tenido otra elección que organizar sus propios torneos con los participantes de siempre.

“No hay interés en el deportista de ajedrez en las provincias, en Lima sí hay apoyo, nosotros como liga no lo hemos tenido (apoyo económico) desde 1986 , que yo tuve un cargo directivo, ni un sol que hayan  enviado desde la federación”, dice Manuel Robledo, vicepresidente de la Liga de Ajedrez de Piura.

A Robledo se le une “Polo”, quien menciona otros problemas específicos con la federación.

“La federación no da apoyo al deportista, el padre costea la inscripción y el traslado. Son una semana los torneos. La federación no apoya, cuando Cori campeonó le dieron un tomatodo y un USB. Al maestro Julio Granda lo apartaron. Hay mucho potencial a nivel de Piura”, dice Polo.

Y es que el problema dirigencial es uno de los muchos factores que afecta al jugador piurano en su rendimiento. Si no hay una organización que apoye al deporte, no habrá interés por parte del ajedrecista. Según Manuel, hasta la fecha las únicas organizaciones que apoyan constantemente a este deporte son el Colegio de Ingenieros y el Colegio de Contadores Públicos de Piura

Deshonestidad y más problemas

No todos los problemas son dirigenciales, también existe uno muy preocupante con los participantes y este es el de la deshonestidad. Ahora que hay muchos campeonatos en la plataforma lichess, hay ocasiones en que los participantes usan softwares para hacer trampa y tener un mejor puesto.

Respecto a esta situación, Martín Seminario (21 años), ex mundialista en ajedrez, quien participa en este tipo de torneos virtuales, es muy crítico con aquellos que violan los principios del deporte. 

“Se supone que el deporte sirve para que uno crezca, más allá de quién gane o pierda, pero este tipo de juego te permite, al no tener un árbitro que te mire y estar en la comodidad de tu casa, que cometas algún tipo de trampas. Existen módulos informáticos que te enseñan la mejor jugada, con la finalidad de ganar la partida, la usas y ganas de manera deshonesta. Siendo muy lamentable” 

Martín Seminario en su entramiento en casa.

Por su parte, para Polo las cosas son muy parecidas

“Son malos valores de casa, los padres deben enseñarle a los niños el juego limpio. Deben obtener el puntaje correcto. Con la tecnología que muchos jóvenes están desdibujando el ajedrez”

En definitiva, el ajedrez es un deporte que goza de una oportunidad para obtener mayor difusión, sin embargo, aún lucha para mantenerse vivo. Los problemas dirigenciales y de los ajedrecistas propician el desgaste de un deporte que ayuda a entrenar a la mente. Lo que es un hecho, es que el ajedrez requiere de una transformación que se dé desde las instituciones: gobiernos regionales y municipalidades, para que a partir de ellos se geste una generación de ajedrecistas comprometidos y honestos.