El contexto de la pandemia de la COVID-19, con sus consecuencias económicas, ha generado el cierre de muchos negocios o, en el mejor de los casos, el replanteamiento de su estructura.

Las pequeñas y medianas empresas dependen de las ventas diarias, lo que genera un estrés financiero, porque suelen tener reservas escasas o nulas. Pero, para algunos emprendedores, a pesar de los estragos en la economía, esta situación ha representado una oportunidad para reinventarse y crecer.

Según el reporte “Emprendedores regionales frente al COVID-19” realizado por Infomercado, algunas de las grandes preocupaciones de los emprendedores son: perder su trabajo o ingresos (48%), el riesgo de quiebra (21%), obtener el inventario y suministros (15%), pagar el alquiler o hipoteca del mes (14%), el giro que tomará el negocio (14%) y el acceso al apoyo del gobierno (13%). Lo que demuestra que, en momentos de aislamiento e incertidumbre se necesitan acciones rápidas para que miles de pequeñas empresas resistan a esta contingencia. 

¿Cómo sostener tu emprendimiento?

Los empresarios están interesados en recuperar y fidelizar a sus clientes, por ello deben saber cuál es la situación de su negocio, diseñar un plan y acceder a capacitaciones, porque estos son aspectos esenciales para encaminarse en tiempos de coronavirus. 

Aquí te mostramos cuatro tips que te ayudarán a lograr la supervivencia de tu empresa:

  1. Analiza tu negocio

Mira críticamente tu emprendimiento e identifica cuál es la situación financiera de la empresa, optimiza los gastos que ya no son necesarios y prioriza los esenciales. Para que tu negocio funcione de manera eficiente, también es importante saber ¿cuánto valor estás entregando a tus clientes? Y, especialmente, ¿cómo mantenerlos satisfechos?

Noelia Trillo, dueña de la empresa Erabambu, que ofrece productos para el cuidado de la piel, menciona que el periodo de cuarentena fue un momento para replantear sus objetivos y buscar nuevas formas de generar ingresos para mantenerse a flote. Considera que, a pesar de las dificultades, la pandemia le dio la oportunidad de mejorar su marca.

Erabambu ofrece productos a base de carbón activado de bambú, hidrolatos y olfatos de bambú, aceites naturales de frutos, semillas y plantas, que ayudan a minimizar los problemas dermatológicos más comunes.

2. Crea un plan

Algunas compañías sufren más que otras, pero esta es la ocasión para reinventarse. Estudia las empresas que parecen atravesar la crisis. Aprende de lo que hacen y qué estrategias parecen ser más efectivas. Debes plantear un objetivo, evaluar el mercado y reconocer las oportunidades que se pueden aprovechar en este escenario nuevo. 

“Nosotros logramos sacar la marca adelante implementando nuevos productos para el cuidado de la piel, vimos que nuestro mercado estaba creciendo y que las personas tenían más tiempo. Ahí nos dimos cuenta que esta era la tendencia que nosotros teníamos que aprovechar”, cuenta Noelia, quien durante este tiempo se ha preocupado por incrementar las fortalezas y la línea de Erabambu.

Así como Noelia, Shirley Sandoval tampoco desistió y buscó la forma de crear un nuevo plan para que Besito Rojo, una boutique piurana para mujeres, se posicione a nivel nacional.

“Soy una persona muy perseverante, no me desanimo, pero me solidarizo con todos los emprendedores, porque emprender es un camino muy arduo que definitivamente es para valientes”, resalta.

Shirley afirma que a raíz de la pandemia se “reinventó al 100%”, porque comenzó a abastecer a mayoristas, realizó su colección de invierno y logró posicionarse en otras ciudades como Lima, Trujillo y Chiclayo.

Shirley destaca que Besito Rojo se caracteriza por tener prendas en tendencia a precios accesibles.

3. Innova

Utiliza los recursos digitales disponibles, realiza actualizaciones en tu web o red social como empresa para tener mayor interacción con tus clientes, ya que así volverás mucho más visible tu emprendimiento y es ideal para facilitar la compra de tu consumidor final.

En Fit Snack, emprendimiento que ofrece snacks saludables a base de frutas, decidieron arriesgar y realizar alianzas con algunas tiendas y sitios online para poder mantenerse en el mercado. “Hemos tercerizado el delivery, ya que nos permite llegar a más clientes, disminuyendo tiempos de entrega. También tuvimos que digitalizarnos y mejorar nuestras estrategias”, expresa Sharol Villalta, dueña del negocio.

“Con o sin pandemia es muy importante la innovación. Tener productos diferenciados de la competencia es una fortaleza para las empresas”, garantiza Noelia.

De la misma forma, Shirley cree que actualizarse es muy importante: “cambiamos todo lo que es el branding, comenzamos a trabajar con influencers, cambiamos la presentación, logo, diseños y aunque el camino sea difícil, llegar a la meta es gratificante”.

4. Continúa aprendiendo

La oferta de cursos en línea ha crecido a pasos acelerados para responder a la disrupción mundial. Enriquecerse de conocimientos es una de las mejores opciones para sacarle partido a esta situación, debes aplicar aprendizajes nuevos en tu negocio para hacerlo más competitivo. 

Los meses de cuarentena sirvieron a Noelia para llevar cursos y talleres online brindados por el Ministerio de Producción y Promperú. “Ese tiempo nos ayudó a llevar cursos de cosmética online y fue así como decidimos sacar nuevos productos”, cuenta la propietaria de Erabambu.

A Sharol los cursos online le permitieron tener una nueva perspectiva y mejorar sus estrategias:

“Es necesario llevar cursos online que sean actuales, porque este contexto ha afectado mucho a los emprendedores. Por eso, cuando inició todo esto decidí invertir en un curso de Marketing Digital, lo que me permitió darme cuenta en qué estaba fallando y saber cómo podía mejorar. También llevé otro curso sobre Branding, que me ha permitido tener una mejor visión sobre mi emprendimiento Fit Snack”.

El objetivo de Fit Snack es demostrar que se puede comer rico y saludable.

Por último, reflexionar sobre cómo actuar ante la coyuntura actual es un proceso complejo, ya que cada empresa es un mundo en sí mismo. Sin embargo, en momentos de crisis, se pueden tomar decisiones que permitan dar el giro que tanto necesitan las organizaciones, así como sucedió con Erabambu, Fit Snack y Besito Rojo.